Instalación de aire acondicionado

StopReformas es una empresa especializada en reformas y construcciones dentro del ámbito doméstico y comercial, incluyendo la instalación de aire acondicionado. Este servicio profesional y especializado se presta tanto a particulares como a empresas, en viviendas, locales comerciales y oficinas.

Ofrecemos además el precio más bajo combinado con el nivel de servicio más alto, entendiendo que la satisfacción de nuestros clientes es una prioridad indiscutible.

 

instalación de aire acondicionado

 

Instalación de aire acondicionado; consideraciones de relevancia

Queremos aprovechar la ocasión para ofrecer desde aquí ciertas consideraciones básicas a tener en cuenta si estás pensando en la instalación de aire acondicionado o si ya lo tienes instalado.

1.- Para empezar, contrata siempre a un profesional para cualquier instalación o mejora de tu sistema. Aunque te pueda parecer un trabajo sencillo, se requieren ciertos conocimientos y experiencia que no están al alcance de cualquiera.

2.- Comprueba siempre los filtros. Para conservar la buena calidad del aire que se respira dentro de casa, es fundamental que compruebes y limpies los filtros con la debida regularidad. Consulta el manual del fabricante o pregunta a tu instalador para saber cada cuánto tiempo ha de hacerse.

3.- Mantén alejado el termostato de las fuentes de calor. Dependiendo mucho de la instalación de aire acondicionado elegida, podrás elegir o no dónde situar el termostato que regula la temperatura del sistema. En caso de que sí puedas, procura que quede alejado de fuentes de calor o frío, para que funcione de la manera más eficiente posible.

4.- No seas exagerado con el frío. No es sano ni tiene sentido económico que estés encendiendo el frío al máximo y apagándolo de manera continuada. Tiene más sentido que fijes una temperatura determinada (entre los 21 y 22 grados, por ejemplo) y que dejes que la instalación de aire acondicionado haga el resto.

5.- Por último, después de la instalación de aire acondicionado en casa, no olvides aislar térmicamente tu vivienda. De nada sirve que enfríes el interior si el calor exterior se sigue filtrando bajo las puertas o por las ventanas.